padres empeliculados,

hijos protagonistas 

En el transcurso de mi trabajo como Life Coach y en todo el proceso de investigación que he tenido la oportunidad de hacer, he llegado a las siguientes dos conclusiones:

  • Ser padre es un trabajo personal, que poco tiene que ver con los hijos

  • La relación con nuestros hijos comienza desde muchísimo antes de su concepción

 

Es extraño leer esto, verdad? Pero en realidad, la forma en que educamos a nuestros hijos va directamente relacionada a como nos encontramos emocionalmente y a la forma en que hayamos procesado los eventos de nuestra vida y nuestro pasado.  Con esto en mente, no es difícil darse cuenta de la inmensa responsabilidad que representa ser padres y lo importante que es encontrar nuestro balance interior y resolver lo que no está resuelto en nuestro pasado, para poder ser nuestra mejor versión al momento de relacionarnos con nuestros hijos.

 

La interacción que tenemos con nuestros hijos, desde el momento de la concepción, genera en ellos un sistema de apego que es clave en el desarrollo del ser humano y define la forma en que ellos se relacionarán con sus propios hijos y con la vida misma.  

Formato: 3 Horas

Todos los seres humanos contamos con creencias heredadas  y otras adquiridas a lo largo de la vida que son las responsables de nuestros patrones de comportamiento.  Actuamos desde lo que creemos.

Este compendio de creencias generan un filtro a través del cual vemos el mundo, filtro que algunas veces puede hacernos ver la vida desde una perspectiva distorsionada. Esta forma de ver la vida,  inevitablemente influencia nuestra forma de ser padres.

Si como padres no somos capaces de identificar estas programaciones anteriores nocivas, este sistema de creencias que da un marco de referencia sesgado a nuestra realidad, y hacemos algo al respecto, jamás podremos educar a nuestros hijos desde el respeto, la compresión, la tolerancia y la compasión que queremos y por ende podemos causar mucho daño. 


Como padres, no podemos olvidar, que nosotros le damos a nuestros hijos el legado que los acompañará por el resto de la vida.  Estamos conscientes del legado que estamos entregando?

Esta conferencia te ayudará a tener más consciencia de la forma en proyectas en tus hijos tu propia crianza, te ayudará a ver desde un lugar más profundo la relación con tus padres.  Te permitirá identificar tu propio sistema de apego,  tus películas y la forma en que piensas en relación a tu vida, tu pasado, la situaciones de tu momento presente  y tus hijos. 

 

Te dará claridad sobre como los estás educando, te ayudará también a identificar la forma en que te diriges a ellos, cuales son las proyecciones que les haces de tus propios miedos y creencias, podrás observar el peso del paradigma en el que has crecido y como este influye en la relación con tus hijos. 

 

Ser padre es una de las responsabilidades y alegrias más grandes que podemos tener en la vida adulta y necesitamos todas las herramientas disponibles para hacerlo de la mejor manera posible.

Este taller no responderá todas tus dudas, ni dará claridad a todas tus inquietudes, pero te garantizo que te ofrecerá mucha claridad sobre cuales son los pasos a seguir en este camino de ser mejor,  para ser mejor para tus hijos!